martes, 24 de febrero de 2015

EL AURA (III)

EL AURA (III)

LAS MANIFESTACIONES ÁURICAS

“La Energía de la vida, intervino para que cada uno fueses el dueño y no la victima de la vida y la salud. Anónimo.

Vivir en armonía con las leyes naturales y espirituales de la vida  representa tener salud. Cuando todo fluye, se acompasa el don de la salud. Al transgredir las leyes físicas llega el sufrimiento y se experimentan las dolencias.

Curar es el simple proceso de hacer regresar al cuerpo a su estado natural y a la mente a su estado de armonía. Acoplando la forma de sentir y actuar, el observador es cada vez más consciente de los efectos que tienen los pensamientos en la mente o los alimentos que ingiere sobre el cuerpo físico y entonces está en capacidad adoptar sanas medidas preventivas para mantener un debido estado de equilibrio saludable.

El poder derivado de la salud mental y emocional de la persona tiene un efecto directo sobre la salud física, porque al ser el individuo un ente holístico, cada uno es un ‘Todo inter-relacionado y comunicado’.

El Aura juega un enorme papel en el proceso de estabilidad o curación de los trastornos físicos. La energía espiritual conecta la fuente de salud, ya que la luz es la clave que todo lo hace posible.

Tal como la luz del Sol nutre y mantiene la vida física, la ‘luz energética’ alimenta la vida a través de la potencia del Universo, por ser la fuente del bienestar. El observador debe tomar consciencia de que si no fuese así, no habría vida, porque sólo se vive gracias a las diferentes formas de energía que el universo facilita.

El aura constituye la expresión individual de la fuerza vital del universo. Está precisamente en el lugar donde se genera el inmenso poder espiritual que acompaña la vida.

La energía vista como fluctuaciones del vacío o Prana, también forma parte de la sustancia espiritual, sobre todo en lo que se refiere al aliento de vida.

Cuando se practica la meditación como terapia curativa, y se fusiona con la luz procedente del sol o del universo entero, se consigue aumentar el poder curativo y el bienestar en general.

Al trabajar con la energía universal, se descubre que la luz y la consciencia van de la mano, porque la luz es el reflejo de la vida, pues sin luz no existiría vida. La luz interior, forma parte del proceso vital y ayuda a conducir al observador hacia la afirmación de la conciencia. Al conducir la conciencia a un nivel de reconocimiento de lo espiritual, la salud se manifiesta y permanece latente.

En un principio resulta difícil de comprender el concepto revestido de lo ‘intangible’, ya que si no se puede palpar de manera directa sea con las manos o con la inteligencia, la mente tiende a rechazarlo. Más aplicando la ‘atención exclusiva’ se logra esclarecer el misterio.

Sin duda, la salud forma parte del crecimiento espiritual, pues sin ella no hay bienestar. Además, la iluminación, nunca puede estar enferma. Pues bien, el estado de salud se manifiesta primero en el aura y luego en el cuerpo físico, así que lo primero que hay que hacer es cambiar la energía que hay en el aura para crear el estado deseable. Para ello se necesita de un grado de convicción que sea capaz de cambiar y sostener dicho estado.

El aura trabaja constantemente para cada uno, creando y manteniendo la armonía, sin embargo resulta mejor si el observador participa y colabora consciente y activamente del  proceso dándole un verdadero significado.

Vale recordar que el aura es la fuente de energía que cada uno posee desde el nacimiento hasta el día de la muerte física y sin embargo, muy poco se sabe de ella.
Parece sorprenderte saber que por medio del color que refleja del aura, es posible aprender a conocer alguna tendencias de la personalidad que subyacen en el habitante interior. El color básico que emana es permanente durante la vida y sólo muta en circunstancias muy específicas.
La clave se reduce a un simple cálculo,  ya sea a partir de la fecha de nacimiento o usando el número resultante de la adición del valor de cada letra del nombre completo, hasta reducir uno de los dos resultados a un número de un solo dígito.

Por ejemplo: 25/08/1975 = 1, otro 16/12/1951 = 8

Con ese número se mira la tabla:

Ø  No. 1 - Color Rojo: Son personalidades afectuosas que nunca pasan desapercibidas, pues siempre se hacen notar. La gente de tendencia roja se caracteriza por ser apasionada y les encanta las nuevas aventuras y retos, les encanta conocer y experimentar nuevas cosas. Son apasionados, directos, sinceros y honestos, suelen decir las cosas de frente y aunque muchas veces hieren y se sabe a qué atenerse. Prefiere ser líder antes que seguidor, así que muchas veces prefieren ser sus propios jefes. En su caso es recomendable no guardar las emociones y sentimientos, ya que hacerlo enferma. Su tono oscuro los muestra nerviosos, impulsivos y egoístas.
Ø  No. 2 - Color Naranja: Son vitales, emocionales, cordiales y solidarios; resultan sensibles ante los sentimientos de los demás. Son personalidades con un gran corazón y odian las injusticias; muchas veces resultan envueltas en trabajos sociales y de ayuda a los demás. Son enérgicos, agradables y divertidas aunque saben que hay lugar para todo, así que cuando es hora de tomar las cosas en serio, se las toman, a veces tienden a deprimirse o a tener una baja autoestima, lo que les lleva refugiarse en hábitos no siempre sanos. Si el ton naranja es apagado, pueden mostrarse avaros, materialistas y egoístas.
Ø  No. 3 - Color Amarillo: La personalidad amarilla alegre y optimista, cuenta con un cerebro privilegiado; de buen humor y chispa. Si no conviven con mentes como las suyas se aburren fácilmente. Pueden tener una forma verbal divertida y aguda, aunque a veces pueden ser irónicos o sarcásticos. Si lo que dicen no revela lo que sienten, su expresión sí lo hará. Los libros los atraen, más en cuanto entienden el tema, lo abandonan. Son excelentes escritores por cuanto su mente va mucho más adelante que sus acciones. El periodismo es una actividad que puede funcionar, porque tienen la capacidad de transformar una noticia aburrida, en estelar. Su carácter meticuloso puede funcionar bien en profesiones como contaduría, finanzas, mercadotecnia y computación. Son propensos al insomnio porque tienen más desarrollada la parte izquierda del cerebro, haciendo que la mente esté alerta incluso de noche.
Ø
Ø  No. 4 - Color Verde: Es el aura de la tranquilidad, la confianza y la simpatía. El espacio personal es muy importante para la gente verde. Les gusta la compañía, pero tienden a huir cuando se sienten atrapadas; actúan primero y miran las consecuencias después. Creen en el orden y prefieren darse tiempo para organizar las ideas. La música es parte de su vida. Tienen dones creativos y de sanación. Prefieren trabajar solos a hacerlo en compañía. Si son sus propios empleadores, planean el futuro y no toman riesgos. Si algo rompe su estructura de trabajo o modus operandi, no dicen nada, pero la tensión se refleja en los hombros y la espalda. Están colgados de sus emociones y profesiones. Su mayor anhelo es ser amados incondicionalmente. Eventualmente, requieren de limpieza emocional y física profundas. Las carreras perfectas para la gente verde son las relacionadas con la botánica,  aromaterapia, jardinería y floristería. El tono verde oscuro es sinónimo de celos e inseguridad.
Ø  No. 5 – Color Azul: Las personalidades azules son espirituales, joviales y calmadas. Con muy buena facultad narrativa. Tienen una imaginación vívida y un claro instinto maternal. Se inclinan por la biología y la salud, suelen ser doctores o enfermeras. Tienen necesidad de comunicarse y, cuando no lo logran, frecuentemente se enferman de gripe o de la garganta. Elementos como la verdad, sinceridad y la honestidad son fundamentales para ellos y pierden toda confianza cuando alguien los traiciona. Son seguros, aunque testarudos así que defienden sus creencias hasta el fin, lo que los hace buenos debatiendo. Usan la música como un estímulo para relajarse. Los azules apagados, atraen estados de depresión, melancolía o malhumor.
Ø  No. 6 – Color Índigo: Son profundos, honrados, positivos y misteriosos. Nunca nadie está seguro de quienes son en realidad. Las personalidades índigo son comprensivos y cariñosos, se involucran absolutamente en hacer algo, o bien, se quedan fuera por completo. Les gusta ofrecer ayuda y consuelo, pero les resulta difícil pedir correspondencia. Tienen salud y un entonado sexto sentido; combinan la lógica y la intuición, piensan en una persona y ésta aparece. Tienen apegos premonitorios. Pueden ser buenos psicoterapeutas. Siempre optimistas, ven lo positivo de cualquier situación. Son propensos a la manipulación y a tener desequilibrios hormonales.

Ø  No. 7 - Color Violeta: Las personalidad violeta es práctica e ideal para seguir una carrera de modas, diseño de interiores o bellas artes, por su buena apreciación de la calidad. Saben lo que quieren de la vida. Tienden a la espiritualidad y se conducen el amor incondicionalmente. De su imaginación fluye creatividad y algunas veces mezclan la realidad y la fantasía, lo que los hace perfectos para los espectáculos. Si el trabajo no satisface sus deseos creativos, su imaginación salvaje puede extrapolarse, así que a veces, sienten que no caben en ninguna parte, incluso con su familia y amigos. La gente violeta es propensa a dolores de cabeza y a sentirse como “sacados de onda”.
Ø  No. 8 - Color Rosa: Tienden a ser sibaritas, amigos del arte y la belleza.  Son anfitriones perfectos y hacen que la gente se sienta de maravilla en sus casas. Pueden volver los ingredientes más comunes en una comida gourmet. La gente rosa casi siempre se muda de donde nació y solo regresa de visita, nunca a vivir de nuevo ahí. Son personas humanitarias y compasivas. Creen que todo está conectado y en algún nivel alcanzan equilibrio entre lo material y espiritual. Prefieren que otros tomen la estafeta de la carrera, aunque les pertenezca. Ven el potencial de las personas y tratan de guiarlos en la dirección correcta, ya sea laboral o sentimentalmente. La administración es perfecta para ellos. Son pacientes, místicos y comprensivos, pero un buen día, pueden explotar como un volcán. Suelen guardar la tensión en la parte baja del cuerpo, por ello, cuando se sienten tensos, es recomendable que hagan ejercicio. Si se aprecia un rosa oscuro, es muestra de inmadurez.
Ø  No. 9 - Color Oro o Dorado: Las personas quieren acercarse a la gente “dorada” por ser confiables y confidentes. Pueden ser maestros excepcionales y usar su experiencia personal para hacer de su acercamiento algo especial. Tienen un talento increíble del que todo el mundo se entera, menos ellos. Son perfeccionistas y se exigen mucho a sí mismos, aspiran a metas elevadas. Fallar es casi inaceptable y ven la vulnerabilidad como una debilidad. Por ende, mostrar sus emociones puede resultar difícil. Van por la vida buscando un objetivo que muchos considerarían imposible. Lo que tocan resplandece. Pueden entregarse totalmente aunque esto muchas veces es complejo. Su esencia es la magia, su gracia la transformación.
Si bien, el color básico habla de las condiciones positivas y negativas a tener en cuenta frente a las relaciones con los demás, al margen de tal color  y según sean las circunstancias individuales, el aura puede irradiar otros colores. Los colores secundarios dan pistas adicionales sobre el estado interior momentáneo o se muestran con mayor énfasis durante alguna etapa de la vida.  Estas son otras manifestaciones:

Ø  Color Blanco: Personas idealistas comprometidas con la verdad, la paz, la armonía y la espiritualidad.

Ø  Color Plateado: Manifiesta el don de la creatividad y su alto poder mental es fuerte, aun cuando debe ser canalizarlo correctamente. No se asocia a una persona activa lo que puede acarrear problemas, incluso de salud.

Ø  Color Negro: Cuando se habla del tono negro en el aura, lo que se describe en realidad es una zona oscura en la que no hay luz, como si fuera un "agujero negro" en el aura. Puede denotar negativismo, mala salud, odios, discordia o malos pensamientos.
Todos los pensamientos, sentimientos, y experiencias se reflejan en el aura, al igual que la energía que es atraída del entorno. En éste sentido, el alma refleja la energía propia y atrae o rechaza la energía proveniente de otros cuerpos y ambientes.

“Al igual que todo en el universo, el aura es una simple vibración y como tal, interactúa con otras vibraciones. De esta forma, las vibraciones del pensamiento-sentimiento y la interacción con otras energías cercanas o generales, afectan y moldean la vibración del aura individual”. Anónimo.
_______________________________________________________________________

Fuente: Mi libro: “UN SENDERO A LONTANANZA”.
Registro de Propiedad Intelectual DNDA: 10-427-242
Autor: Daniel García Vanegas.
Dar sus comentarios a mayorideas@gmail.com

ETIQUETAS: Aura, color, luz, energía, vibración frecuencias, ilusión, fuerza, tao, temor, miedo, bloqueos, Ego, Entidad, Existencia, planeta, Crecimiento personal deontología, axiología, Esoterismo,