lunes, 18 de mayo de 2015

GEOMETRÍA SAGRADA 1


GEOMETRÍA SAGRADA (1)


“Aunque los caminos para emprender la exploración son numerosos, al final la búsqueda resulta ser siempre la misma”. Rumi.
  
Muchos mensajes provenientes de culturas antiguas se han transmitido a través de historias, iconos, construcciones, edificios, e incluso de alfabetos, los cuales a través de la tradición, han sido diseminados por infinidad de lugares del mundo, que van desde naciente a poniente, de Egipto hasta América Central a Egipto y de China a la Patagonia. Y que ahora, ante la actual encrucijada de la evolución humana, el observador aplicado intenta decodificar.

Al abordar el concepto de la Geometría sagrada, corresponde destacar que todo en el universo proviene de la misma fuente o inteligencia universal, lo cual consecuentemente está asociado con la dinámica de la madre naturaleza, la energía y el espíritu. La Geometría Sagrada demuestra cómo todo lo que existe, fue creado o es consecuencia de los mismos principios básicos que cubren desde el más simple de los átomos, hasta la más inmensa de las galaxias, ya que como un todo, forma parte y sigue la configuración de un mismo patrón geométrico análogo e ineludible.

Las formas geométricas representan las etapas manifiestas de "devenir". Para ver y trabajar con la unidad y la integridad en la geometría puede ayudar a abolir la falsa idea de la separación de una naturaleza y de otra. A través de la Geometría Sagrada es posible descubrir la proporción inherente a las formas, el equilibrio y la armonía que existe en cualquier sistema, pues toda la realidad se manifiesta, incluso para las circunstancias de la vida diaria.

Al aplicar la observación, se aprecia por ejemplo como el ADN es geometría sagrada en su forma y proporción, los espacios hablan en secuencias binarias y/o de Fibonacci, en un orden común y mágico. Todas las formas de vida, emergen a partir de códigos geométricos. El sólo recordarlo transforma, en especial, si se recuerda que el Ser es una proporción en todos los sentidos de la palabra y que cada individuo forma parte de una maravillosa creación, la cual de manera espontánea, se organiza a sí misma.

El testigo consciente, nutre el alma con la información disponible, lo que le permite comprender que las leyes matemáticas no son unas meras ecuaciones humanas, sino que ellas existen independientemente de la aproximación que se les pretenda dar por parte del intelecto humano. Lo que el hombre ha de hacer es descubrir que su potencia inherente está allí y en consecuencia, le permite tomar consciencia de ello.

La geometría sagrada es una representación del amplio modelo de la creación y en su seno engendra todas las formas posibles. Así, con la disposición de la preciosa herramienta ofrecida por la geometría sagrada, la Matriz Causal ha creado plena armonía en la materia, allí donde la medida profana y la proporción son sagradas.

Semánticamente, geometría sagrada significa: Geo, ‘tierra’, o sea, donde ésta o se desarrolla lo que está en ella, mientras Metría, significa medida de todo alrededor, o de aquello que esté presente en la naturaleza o en el cosmos. Por ende se observa que lo medible obedece a proporciones, patrones, sistemas, códigos y símbolos de la métrica y es entonces cuando la metodología de planificación, medida, desarrollo y mantenimiento de sistemas de información se consolida, a partir de una escala conocida, compartida o asignada.

Por su parte, ‘Sagrada’ es la clase de noción que permite a un grupo o una sociedad humana creer en la separación binaria que representa el ‘respeto a la vida’ y que como un todo, responde a la conceptualización opuesta a lo profano.

La espiritualidad es el respeto de lo esencial que conlleva amar la vida. Lo Sagrado está asociado a lo sustentable, por tanto, un proceso sustentable o sostenible es aquel que puede mantenerse a través del tiempo por sí mismo de manera autónoma, sin ayuda exterior y sin que en su seno se produzca escasez de los recursos existentes.

Pues bien, la geometría sagrada convoca el estudio de las medidas y proporciones presentes en la materia y la energía, relacionadas con el principio de sustentabilidad de la vida. Encontrarla, permite observar la planificación, desarrollo y mantenimiento con base a patrones establecidos e interpretables, por medio de un lenguaje simbólico que a su vez, define las fuerzas de la creación del universo, de tal manera que su análisis, ayuda a entender mentalmente aquello que intuitivamente ya se conoce.

Los patrones geométricos sagrados de la creación han surgido en un contexto que permite una mayor comprensión espiritual, por ser su estructura la fuente que da vida a la materia. A través de la geometría sagrada es posible descubrir el equilibrio y la armonía existentes en todos los aspectos, tanto de la vida, como del cúmulo de las relaciones universales interdependientes.

La geometría sagrada funciona como una especie de ‘gramática visual arquetípica’, puesto que engloba aquellos patrones modelo, mediante los cuales el universo se desdobla en sí mismo para cumplir el protocolo que pulsa la vida desde el centro de un laberinto omnipresente.

La geometría sagrada emerge del reconocimiento de una serie de patrones universales que son considerados como vehículos de formación de la naturaleza. Conlleva ritmos figurados que en esencia constituyen el diseño de las cosas que se conocen.

Prácticamente todas las estructuras sagradas, sin importar la cultura, religión o credo a las que pertenezcan, involucran una especie de ecos geométricos que se auto-replican y están presentes en la cotidianidad apreciativa del hombre, utilizadas desde las catedrales góticas, los laberintos y las mezquitas, hasta altares, templos y monumentos megalíticos. Recurso usado por el arte religioso en su mayoría, el cual se desdobla guiado consciente o inconscientemente por esta variedad de patrones universales.

Es importante destacar que la influencia palpable de la geometría sagrada, no sólo permea los objetos materiales o gráficos, sino que también se proyecta en estratos más sutiles o intangibles como son las composiciones musicales, la luz, la cosmología, la geomancia y hasta en la estructura genética vital.

Y no es únicamente la conciencia humana la que se rige de acuerdo con estos patrones. De hecho, su presencia suele ser más clara y elegante en las infinitas manifestaciones de la inteligencia natural: el vuelo sincronizado de las aves, la formación espiral de galaxias, el cíclico comportamiento sonoro de las olas, los trazos de las flores, la distribución de las manchas del jaguar o la más típica conformación corporal.

La geometría sagrada podría explicarse como un complejo sistema de reconocimiento de patrones emanados desde un centro jamás acotado por medio de la cultura, sino que por lo contrario, más bien define la parte esencial de ella.

Se trata de ecos matemáticos cuya perfección y diseño original se encuentran más allá del alcance de las proyecciones humanas, y que envuelven los ritmos estructurales y simbólicos del tiempo, el espacio y la forma. Constituyen un pulso generador de la semilla del universo que si bien se percibe, rebasa cualquier percepción mental ordinaria o extraordinaria.

Las formaciones o patrones propios de la geometría sagrada, también guardan una naturaleza didáctica. Por un lado se refieren a un camino interior o espiritual establecido en el observador como una especie de recordatorio que invariablemente le remite al plano de lo esencial y que se encuentra más allá de las coordenadas sensoriales y emocionales que son interpretadas por el entorno cultural adyacente.

Por otro lado, esta clase de configuraciones funcionan como portales que de ser entendidos, no por cuenta de la razón sino por parte del espíritu, ofrecen un acceso certero a algunas de las verdades universales que en su proceso, la evolución de la conciencia finalmente ofrece como una serie de puntos de vista válidos sobre la esencia de la naturaleza humana.

"El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevas tierras, sino ver con nuevos ojos”. Marcel Proust.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fuente: Mi libro: “UN SENDERO A LONTANANZA”.
Registro de Propiedad Intelectual DNDA: 10-427-242
Autor: Daniel García Vanegas.
Dar sus comentarios a mayorideas@gmail.com


ETIQUETAS: Geométrico, geometría sagrada, sólidos, perfiles, figuras, poliedros regulares, convexos, tetraedro, hexaedro, octaedro, dodecaedro, Icosaedro, sistemas, ordenamiento, energía, vibración frecuencias, fuerza, entidad, existencia.